El espíritu creativo: el aliado perfecto

creatividad1 - copia

Hace unos días me llegó a través de Flipboard un artículo sobre cómo alimentar la creatividad. Pese a que el tema se trata desde un punto de vista aparentemente no relacionado con el ELE, dicho artículo me hizo preguntarme… ¿podrían los principios de la creatividad ser aprovechados en la clase de ELE? Y si es así, ¿cómo?

Al principio de dicho artículo aparece la siguiente frase: you are also prone to the comfort of routines, especially when your team grows and you have more assets and specific processes to follow. Me llamó la atención porque me hizo pensar en esos alumnos que, dentro del grupo, sienten que su aprendizaje es, por los motivos que sea, significativamente más lento que el de sus compañeros y podrían incluso llegar a rendirse. Una de nuestras funciones como profesores es evitar que esto ocurra, y me pareció que algunos de los consejos que proporciona el artículo podrían aplicarse en el aula de ELE. A saber:

  1. Ten en cuenta todos los estilos de aprendizaje y las inteligencias múltiples. Muy sabiamente, el artículo apunta al hecho de que the bias of our perspective […] is rooted in our expertise. Así, de igual modo que el artista, el alumno también puede aprender mucho del resto de sus compañeros, observando sus procesos de aprendizaje. Si favorecemos la variedad en la tipología de actividades, ¿no podría un alumno más bien “auditivo” maravillarse ante las técnicas utilizadas por su compañero “visual”, e incluso aplicarlas en su propio aprendizaje? Y de ahí el enriquecimiento personal, buscando la intersection of multiple domains, cross-pollinating ideas and concepts.
  2. Enséñales a tolerar el error. Tal y como apunta el artículo, lejos de desanimarse con lo imperfecto o lo incompleto, el “error” debería ser energizing rather than debilitating.
  3. Entrénales en el uso de estrategias, para que las incorporen como hábitos. Es importante que los alumnos cuenten con una serie de recursos (desde la reformulación lingüística hasta la gesticulación) que les ayudarán a avanzar en su aprendizaje, y a ser cada vez más autónomos.
  4. Motívales. Si creas alicientes, les estarás proporcionando la gasolina que mueve el motor de su aprendizaje, la que les impulsa a empezar y les da fuerza para seguir. Uno nuestros mayores objetivos es conseguir que estén completely caught up in what [they]’re doing.

El artículo que ha inspirado esta reflexión, está disponible en “7 ways to nurture creativity

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: